Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

De errores se aprende

Equivócate. Alégrate de todos tus errores. De todos y cada uno de ellos, sí. De los que te avergüenzan, de los que te arrepientes, de los que te enorgulleces y de esos con los que te partes de risa. Todos los errores cometidos y por cometer son parte definitoria de aquello que eres. Porque con todos has aprendido algo, todos han cambiado algo de ti, con todos has vivido una emoción, dulce o amarga, que es tan tú como cada uno de tus aciertos. La relación con los errores no es fácil. Hay algunos que se quieren olvidar. Seguir adelante como si eso nunca hubiera existido. Como si nunca hubieras juzgado por adelantado, como si no te hubieras equivocado por haber sido tan impulsiva, tan cabezota. Pero te equivocaste. Erraste. La cagaste, para que nos entendamos. Pero, no pasa nada. Aprendiste de ello. O bueno, quizá no aprendiste nada y has vuelto a cometer el mismo error una y otra vez, que de todo hay. Pero entonces es obvio que ese error sigue formando parte de ti. Porque tal vez te gus…