Yo me levanto con más fuerza cuando necesito sacudirme las lágrimas y dejarme de estupideces. Yo reclamo cuando algo me parece injusto. Yo no me hago la de la bombacha con bobos, si entiendo tu broma de doble sentido me río y si tengo ganas de responderte, lo hago. Yo no tengo problemas en admitir que me gusta ponerme una mini falda pero te aseguro que confío más en mi inteligencia y sentido del humor que en mis piernas. No me hace menos decirte que hablo de sexo sin mayor problema, finalmente de alguna forma estamos aquí. 
Yo tengo miedos, frustraciones, complejos y tengo fuerza, coraje y personalidad, eso me hace ser yo, la que no pierde, aprende. La que si se cae, se levanta… te lo juro.