Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Si lloras con esto, es que eres de las mias

Imagen
Lo reconozco soy una sensiblona por naturaleza y lo que es mas importante LLORONA

Ademas dicen que es buenísimo para el espíritu. El llanto siempre ha sido considerado como un ejemplo de debilidad humana normalmente vinculado a las mujeres porque los chicos no lloran (tienen que pelear). Pero son muchos los estudios que demuestran que los efectos del llanto son tan beneficiosos como los de la risa ya que se libera estrés y se eliminan toxinas. Una buena llorada es mano de santo para descargar tensiones y nos deja suaveeee-suaaaave (su-su-suuuuuave). Llorar de tensión, de felicidad, de emoción, de tristeza, de dolor… no todas las lágrimas son iguales, pero todas son beneficiosas. Lloronas del mundo, ¡uníos! Mis momentos de llando imparable son cuando... 1. Cuando aciertan con un regalo. En ese momento sientes una especie de conexión cósmica con la persona en cuestión. Podemos llamarlas “lágrimas materialistas”, pero son maravillosas. 2. Al acabar un libro que te ha gustado mucho. Es como

Dicen...

Dicen que soy....

Una persona con muchas facetas en mi vida, capaz de adaptarte a cualquier situación. Me gusta ayudar a los demás y también sentir y admitir que de vez en cuando soy yo la persona que necesita ayuda.Soy de esas personas que encuentra en cada ser algo especial, y normalmente la gente no sabe valorar eso...mucha gente me dejará pasar en la vida, y se arrepentirá de ello el resto de sus días, por que personas como yo ya no existen en el mundo.

Como superar una ruptura sin morir en el intento...

Imagen
Voy a empezar este post en modo abuela cebolleta, pero todas tenemos una dentro (y es muy sabia). Recién estrenada la treintena, ya he recopilado una serie de grandes consejos de la vida: 1) si tienes un pantalón rojo, conviene ponerlo en remojo antes de meterlo en la lavadora. Al menos si no quieres que teñir de un rosado irregular a todo tu fondo de armario; 2)mi madre SIEMPRE tiene razón. Qué le vamos a hacer, es así; y 3) a veces, romper con tu primer amor, puede ser lo mejor que te haya pasado en la vida. Qué si, qué sí, ya se yo que ahora estarás renegando mientras lees esto (con movimiento de cabeza incluído)  y pensarás que soy una jodida resentida que no sabe lo que dice. A mi también me pasó. Todos los puñeteros consejos que me daba la gente (que me quería) me parecían putos lugares comunes que no aliviaban una mierda mi desazón. Seguro que tú también has escuchado eso de que “el tiempo lo cura todo”, “él no te merece”, “ahora tienes barra libre”, “se veía venir”, “una manc…
Imagen

Mímate mucho

Imagen
Estar enamorada es genial. Estar enamorada y en pareja es mejor aún. Una pasada. Un auténtico parque de atracciones. Un paseo sobre las nubes en el que sólo existís vosotros dos. Mudarte a un mundo paralelo. Ponerte ciega de endorfinas. Despertar a la adolescente que llevas dentro y dejar que se haga con las riendas. La complicidad, las risas, el hablar con miradas, las bromas que sólo entendéis vosotros, el tener siempre algo que decir.Compartir sueños, ilusiones, un proyecto de vida.  Estar enamorada mola. Estar soltera es genial. Tus decisiones, tus reglas, tu vida. Tú y sólo tú decidiendo cuál será el siguiente paso. Descubrir el mundo, la vida, con todos los sentidos. Sin ataduras. Las fiestas de pijama contigo misma en las que acabas dándolo todo delante del espejo con la cara embadurnada en mascarilla. Las noches infinitas con tus amigas en las que puedes desatarte sin tener que dar explicaciones. Lo fácil que es llegar al orgasmo haciendo click en un botón. El tiempo para ti, p…

Cosas que las chicas gordis estamos cansadas de escuchar

Imagen
1. “Mientras no adelgaces un poco mejor usa colores oscuros que estilizan más”. Ojo, el negro adelgaza, habéis descubierto la polvora. Pero ¡eh! los estilismos a lo Jóvenes y Brujas siguen de moda.
2. “Aunque estes gordita tienes un estilazo”. Gracias por la parte que me toca, pero hay una verdad universal que dice que con el estilo se nace, no se hace y esto es al margen del peso que tengas. 3. “Con lo guapa que eres de cara es una pena que estes tan gorda”.Aha, una pena ¿perdona? 4. “Seguro que encuentras a un chico majo al que le gustes tal y como eres”. Cuanto daño ha hecho la mala traducción de esa frase de Bridget Jones. Me ha tocado explicar en más de una ocasión que mi Mark Darcy particular me quiere por lo que soy, no tal y como soy. 5. “Si Rosa de España pudo, tu también”. Comentario al que hay que hacer frente cada vez que Rosa sale en la tele, entonces solo te queda marcarte un eye roll y pedirle paciencia al universo. 6. “Te lo digo por salud, no por estética”. Y yo por salud …

¿Es lo correcto?

A veces terminar no es tan difícil. A veces sabes que esa persona no es, en lo absoluto, correcta para ti. Sabes que nunca funcionaría porque nunca lograron ese nivel de intimidad necesario para construir una relación duradera. Nunca se hicieron mejores amigos. Y también están las veces en las que terminar es la cosa más difícil del mundo, no sólo porque sabes que estás rompiéndole el corazón a la persona que amas -y el tuyo durante el proceso- sino porque estás voluntariamente eligiendo perder a tu mejor amigo. Es un fenómeno muy difícil de describir, razón por la cual usaré mi cliché favorito de todos los tiempos: “Te amo, pero no estoy enamorado de ti”. La verdad es que esa es la mejor forma de describirlo: Amas a alguien muy profundamente y sientes que deben ser el uno parte de la vida del otro, pero no de la forma en que lo han sido hasta ahora.
Sabemos que no somos la pareja correcta. Sabemos que nunca funcionaría, y sabemos que la amistad que tenemos -o mejor dicho, que teníamos- c…

Suficiente

Siempre me imaginé a mi misma dentro de un amor que me consumiera completamente y que fuera sobrecogedor. Un amor que me hiciera despertar y que, a su vez, me hiciera dormir tras interminables conversaciones sobre todo y nada. Nunca fue difícil para mí enamorarme, pero sí mantenerme enamorada. Mirando hacia atrás, puedo ver que mi primera verdadera gran pena de amor no fue el resultado de perder a alguien con quien “debía estar”, sino que fue pensar que lo que tenía era suficiente. Nuestra definición de suficiente va a cambiar tanto como nosotros lo hemos hecho. Algún día, “suficiente” será lealtad y confianza, y después pasión y aventura. Mi primer desamor gatilló una serie de aventuras apasionadas, seguida por una serie de pasos hacia la deslealtad y la desconfianza. Me tomó mucho tiempo decidir que suficiente era suficiente, para darme cuenta que finalmente era tiempo de seguir adelante.

El amor es...

El amor es pasión, obsesión, no poder vivir sin alguien. ¡Pierde la cabeza! Encuentra a alguien a quien amar como loca y que te ame de igual manera. ¿Cómo encontrarlo? Pues… olvida el intelecto y escucha al corazón. Porque lo cierto es que vivir sin eso no tiene sentido alguno. Llegar a viejo sin haberse enamorado de verdad… en fin, es como no haber vivido. Tienes que intentarlo, porque si no lo intentas, no habrás vivido”.

Era inevitable

Ya que ha llegado el momento de terminar, no tienes que dar tantas explicaciones. Lo he notado poco a poco en los “te quiero”, que me dices con menos frecuencia, en esas sonrisas que ya no brillan igual cuando nos despierta el amanecer, en que hace mucho que no te pillo mirándome a escondidas y en la manera en la que tus manos se excusan para no sostener las mías. El motivo que me cuenta tu silencio es que no fueron suficientes todas las tazas de café que acompañaron nuestras prisas por llegar al trabajo, ni todos los atardeceres que no vimos por andar perdidos en el cuerpo del otro. Veo que te cansaste de encontrar mi olor en tu almohada, de mi búsqueda inagotable por encontrar el regalo perfecto en cada cumpleaños y de cómo el tiempo que duramos juntos no borró nunca la pasión en mis besos. Entonces te libero de mí, de mi rutina de lunes de cine y viernes por la noche de besos robados, de mi risa demasiado entusiasta y mi llanto desenfrenado en un mal día, de lo mucho que hablaba y de…

"Prometo amarte y respetarte hasta que la muerte nos separe”

Propósitos, promesas, juramentos, etc. Cada día, cada semana, cada mes y cada año nos hacemos decenas y decenas de estos. En ocasiones a nosotros mismos: “Voy a dejar de fumar”, “este año me apuntaré al gimnasio”, “voy a conseguir un trabajo mejor”, “voy a dejar de guardarme las cosas para mí”, “intentaré demostrar más mis sentimientos”… Otras veces, nuestras promesas implican a otras personas: “Prometo llamarte más a menudo”, “intentaré ir más a verte”, “a partir de mañana fregaré siempre mis platos”, “prometo amarte y respetartehasta que la muerte nos separe”…  Miles de pensamientos y palabras dichas que tan pronto como salen de nuestros labios se van, para no convertirse jamás en actos. Cambiar siempre es duro. Da pereza, cuesta tiempo y también esfuerzo. Tanto, que muchas veces nos echamos para atrás, nos arrepentimos y olvidamos todas esas cosas que dijimos que haríamos. A veces simplemente lo posponemos. “No lo hago hoy, ya si eso mañana. Total, no estoy tan mal”. Otras veces, si…