domingo, 23 de noviembre de 2014

Estar enamorada es genial. Estar enamorada y en pareja es mejor aún. Una pasada. Un auténtico parque de atracciones. Un paseo sobre las nubes en el que sólo existís vosotros dos. Mudarte a un mundo paralelo. Ponerte ciega de endorfinas. Despertar a la adolescente que llevas dentro y dejar que se haga con las riendas. La complicidad, las risas, el hablar con miradas, las bromas que sólo entendéis vosotros, el tener siempre algo que decir.Compartir sueños, ilusiones, un proyecto de vida.  Estar enamorada mola.
Estar soltera es genial. Tus decisiones, tus reglas, tu vida. Tú y sólo tú decidiendo cuál será el siguiente paso. Descubrir el mundo, la vida, con todos los sentidos. Sin ataduras. Las fiestas de pijama contigo misma en las que acabas dándolo todo delante del espejo con la cara embadurnada en mascarilla. Las noches infinitas con tus amigas en las que puedes desatarte sin tener que dar explicaciones. Lo fácil que es llegar al orgasmo haciendo click en un botón. El tiempo para ti, para tus aficiones, para conocerte, mimarte, cultivarte, reinventarte. Estar soltera mola.
Empieza dicciembre, llega el frío, los días se acortan, vuelven los largos domingos en el sofá viendo comedias románticas, comiendo helado de chocolate y suspirando por lo bonito que es al amor en las películas… y entonces, sin darte casi ni cuenta, estás refrescando tu perfil en adoptauntío, mandando un mensaje a ese tío muermo que no te gusta mucho, pero no para de pedirte una cita; o peor aún: marcando el número de tu ex. Sí, ese con el que lo has dejado ya cinco veces, pero.
Stop. Para. Estate quieta un segundo, deja el móvil sobre la mesa. ¿Estás segura de que quieres hacer eso? La búsqueda de compañía es más que legítima, por supuesto, pero ¿es esa la compañía que quieres?¿Buscar el sucedáneo de un amor de película dominguera en forma de un tío que.. bueno, pasaba por ahí? Todas las experiencias que te puede regalar el mundo, ¿y la que más te apetece de todas es mandar un mensaje a un tío que ni fu ni fa, porque esa película te ha puesto moñas?
Si has contestando que sí: adelante. Puedes recuperar tu móvil, llamar a tu ex y pasar el invierno acurrucados bajo el edredón. Puede que incluso el sexto intento sea el bueno, y paséis muchos inviernos juntos. Pero recuerda, que siga siendo porque es lo que más quieres ahora mismo.
Si mis preguntas te han hecho alejarte de ese mensaje que pretendías mandar, sin embargo, tal vez sea hora de dedicarte a todo lo que tienes pendiente contigo misma. Llamar a esa amiga que hace tiempo que no ves. Ponerte al día con alguna serie. Aprender a cocinar. Retomar a saber qué hobby. Bailar cualquier canción de las Spice Girls subida al sofá. Muy probablemente, elegirte a ti como prioridad vaya a hacerte más feliz que pasar horas mirando una pantalla esperando a que alguien que tampoco te gusta tanto te escriba.
Reivindiquemos el frío queriéndonos más. Mimándonos mucho. Haciendo ese algo que siempre hemos querido hacer. Aprovechemos la soltería, la ausencia de ese alguien especial para que absolutamente nadie sea más especial que nosotras. Vete de viaje, sal de fiesta, visita un museo, besa hombres guapos, cómprate unos zapatos y baila hasta dejarlos sin suela, lee, escribe, pinta, inventa, sueña ,descubre, aprende, y sobre todo: sé la persona que quieres ser.
Puede, y solo puede, que mientras estás haciendo todo eso, aparezca alguien especial de verdad. Alguien que pare el mundo. Que tengas que replanteártelo todo. Puede que no lo haga. Puede que seas tan feliz por hacer en cada momento lo que más deseas, que ni siquiera importe

No hay comentarios: