viernes, 11 de julio de 2008

.Sí, cada vez tengo más claro lo que quiero. A quien quiero.

Solo falta saber...
¿Tú que quieres?

martes, 8 de julio de 2008

Alguna vez os habéis sentido tan tristes, tan tristes, que se os olvidó ya cómo sonreir??


Yo me sabía de memoria lo que tenía que hacer... pero una noche, de pronto... zas. Lo intenté, y ya no me salía. Y ahora ya sólo sabía abrirme los surcos que me salieron en la cara hacía tiempo, y que ya estaban casi cerrados. Abrirlos una y otra vez. Surcos son sabor salado. Agriamargo diría yo.

Sí, impotencia y tristeza máximas. Qué mezcla de sentimientos tan feos, no? Y ya si lo juntamos con el arrepentimiento y la indecisión, para qué contarte...


Mira que recuerdo, y los buenos momentos le ganan con creces a los malos. Pero tus últimas palabras se me han clavado con una púa de cristal en la parte de mi corazón que ya no late. Y no veas cómo duele...






Y ahora, enmedio de este laberinto de caminos y palabras, digo yo: y ahora qué? qué hago?
Quién puede prestarme unas horas de sueño, una mente en blanco?

"Ansiedad"

Angustia que suele acompañar a muchas enfermedades, en particular a ciertas neurosis y que no permite sosiego a los enfermos.

Soñando recuerdos.

Tú... esperando. Yo... volviéndome loca.
Yo... perdida en mis laberintos mentales. Tú... tendiéndome la mano.
Yo... despreciando. Tú... con tus "20 razones para recuperar la ilusión".
Yo... lanzándome al vacío. Tú... sin recogerme.


Yo... que nunca supe renunciar a nada...
Yo... que hace unos meses era feliz. Hace ya tiempo que no lo soy.
Porque desde que te conocí, Alicia en el País de las Maravillas dejó de ser una simple película para mí"

Ni caso.

Llegó un momento en que todo era confusión. Olía a fresas y a tu gel. Se veían nubes esponjosas que me invitaban a subir, para luego empujarme cielo abajo. Ignoraba tus palabras para inventarme las que yo quería oír. Me cogía en hombros quien no quería que me cogiera. Te odiaba a ratos. Te quería casi siempre. Te echaba de menos 25 horas al día.

Qué miedo tengo.....

*Sueña pequeña, sueña... que en tu mundo no hay engaños ni preocupaciones.

Mandíbulas desencajás.

Tengo ronca el alma de quererte en esta soledad llena que me ahoga,
tengo los ojos llenos de luz de imaginarte, y tengo los ojos ciegos de no verte;
tengo mi cuerpo abandonado al abandono, y tengo mi cuerpo tiritando de no poder tocarte;
tengo la voz tosca de hablar con tanta gente, y tengo la voz preciosa de cantarte;
tengo las manos agrietadas de la escarcha, y tengo las manos suaves de en el cielo acariciarte;

tengo soledad, luz, alegría, tristeza...
...rebeldías, amor, sonrisas y lágrimas...

Nada que perder.

No hay que tener vergüenza, y decir las cosas bonitas, porque bastante feo está el mundo como para estropearlo nosotros, porque ser amable no cuesta dinero...

Yo sé que lo blando gana a lo duro, pues yo no he visto mancha por muy dura que sea que no salga con el agua...

Hay tanta gente sola en el mundo... muriéndose por falta de cariño... tanta gente que necesita un beso nada más… Porque los besos son blanditos como el agua y quitan muy bien las manchas de la soledad por muy duras que sean. ¡Con lo bonito que es ayudar a las personas!"

Recuperando Fuerzas.

Te imaginas... que te escondes y me canso de buscarte?
Te imaginas... con el mismo pensamiento toa la vía? me aburriría..



En la arena pintaré versos de hilo negro con agujas de coser.

Y antes que el aire nos seque las manos...
mojaré mis manos en agua fría y dejaré que mis ojos hagan de guía ya cansao...

Mira lo que pasa el tiempo, se lleva lo que más querío...
...me has querido tanto que me has perdío :)

Alargando los dias felices.

Contigo siempre me gustó más.



Tal vez por eso hoy me puse a pensar cuando te enredabas en mí. Daba igual la hora. Daba igual el lugar. Y me mordías el ombligo. Y yo me reía.
Y te eché de menos. Y me condené a quererte hasta que no supiera que el tiempo, es tiempo.

Pa `nadie.

Es tener la sensación de que todo lo que toco...
se rompe...

Hoy no estoy pa' nadie... nadie esta pa' mí