Alargando los dias felices.

Contigo siempre me gustó más.



Tal vez por eso hoy me puse a pensar cuando te enredabas en mí. Daba igual la hora. Daba igual el lugar. Y me mordías el ombligo. Y yo me reía.
Y te eché de menos. Y me condené a quererte hasta que no supiera que el tiempo, es tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?