martes, 8 de julio de 2008

Nada que perder.

No hay que tener vergüenza, y decir las cosas bonitas, porque bastante feo está el mundo como para estropearlo nosotros, porque ser amable no cuesta dinero...

Yo sé que lo blando gana a lo duro, pues yo no he visto mancha por muy dura que sea que no salga con el agua...

Hay tanta gente sola en el mundo... muriéndose por falta de cariño... tanta gente que necesita un beso nada más… Porque los besos son blanditos como el agua y quitan muy bien las manchas de la soledad por muy duras que sean. ¡Con lo bonito que es ayudar a las personas!"

No hay comentarios: