La vida es corta.
Rompe las reglas.
Perdona rápido.
Besa lentamente.
Ama verdaderamente.
Ríe incontrolablemente. Y nunca te arrepientas de nada que te haya hecho sonreír.
La vida puede no ser la fiesta que esperamos, pero mientras estemos... aquí deberíamos bailarla!

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?