jueves, 4 de abril de 2013

Uno siempre sabe cuando te quieren o cuando no y sobre todo que intenciones tiene la gente que te rodea.
Nadie nos engaña, excepto nosotros mismos...




Y cuando te das cuenta, te haces fuerte.

1 comentario:

mado bendicho dijo...

razon tienes!! y somos mas faciles d autoengañarnos!! buff ;)