A pesar de esta alegría, hay otras cosas que me decepcionan. Y mucho.
Pero aquí van a empezar a cambiar las cosas...

No puedes pedir, si tú ni siquiera das.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?