miércoles, 26 de febrero de 2014

Necesito ser yo. Ya. Necesito coger "mi" cámara y perderme con alguien por algún sitio desconocido. Necesito pasar una tarde entera riéndome sin parar, comiendo pizza y helado a la vez. Necesito tener esa tranquilidad que me caracteriza y esos repentinos momentos de locura aguda e irremediable, por suerte.
Estar en tensión no me deja disfrutar. Menos mal que todo acaba en marzo...

No hay comentarios: