sábado, 23 de julio de 2011

No quiero celos ni amor enfermo,
solo buenos momentos que sean eternos,
no quiero estar con el escudo y el arma
y con el corazón blindao’ como el coche de Batman
quiero despertarme a tu lao’ con calma
y que el roce de tu cuerpo sea mi única alarma.
Deja que tu ropa se caiga y sean mis sábanas blancas ,
que me arropen con carne y me destapen con alma.


Soló me interesa la risa
provocarla a todas horas sin prisa
ya no quiero gritos ni ruidos ni bombardeos
solo veo estar a tu lao’ callao’ como en misa.
Y eso de compartir donde vivir
lo veo bien mientras no sea un ring,
no me va el boxeo,
yo quiero vivir sin mosqueos.

No hay comentarios: