No tienes ni idea de lo afortunada que me siento al ver que alguien como tú está a mi lado día a día, sea por teléfono o a centímetros de mí.
Y no tienes ni idea de lo mucho que me gusta eso de abrir los ojos y que seas tú lo primero que vea

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?