Últimamente son días de pijama, calcetines, y zapatillas de estar por casa. Ando ausente de imaginación, inspiración y aquello que haga surgir mi creatividad. Culparé a las hormonas, que en el fondo son unas espabiladas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?