Cansada de escribir y que todo te suene igual, repetido, a rutina. De escribir sin decir nada, de hablar de amores platónicos, absurdos, inalcanzables, vividos, espontáneos, sinceros o agotadores. Hablar de ti, de lo nuestro, de lo que pudo y no fue. De los sinsentidos de mi vida, de los dobles sentidos, cansada de la falta de caricias, de los besos catalogados, de esa luna que todo el mundo promete. Cansada de recordar los 26 lunares de tu espalda, de las canciones bailadas, de la euforia, de las mentiras constantes que no llevan a ningún sito. Cansada de pensar que el tiempo lo cura todo, otra mentira, el tiempo no cura nada, y si lo hace, solo se limita a curar todo aquello a lo que hoy en día no le damos importancia, resumiendo: el tiempo precisamente es el que nos hace mas daño (en la gran mayoría de los casos). Cansada de tus pasadas reflexiones, actúa! (no conocías muy bien esa palabra), de que tu voz siga resonando por aquí dentro, de empeñarme a no vender el trozo de corazón donde tu habitaste. Vino un vendaval y se llevó todo. Yo que siempre he pensado que era invencible.. pero ahora me doy cuenta de que estamos años luz el uno del otro Ves, otra historia igual, pero hoy tu solo eres el punto y final de esta pagina.

Comentarios

kathy ha dicho que…
Infinidad de historias tan iguales y tan diferentes a la vez.

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?