miércoles, 23 de enero de 2013

No se si la soledad ayuda a conocernos a nosotros mismos o a reflexionar el por qué estamos en esa situación.El contar con las personas que te rodean se ha vuelto un privilegio, si puedes permitirtelo.

Ahora, no se si escribir un discurso sobre la amistad, o aprender a vivir sola, entre libros tal vez.
No se si manifestar mi indignación o simplemente callarme, en este caso optaré por la segunda opción.

Me he cansado de falsos pactos, de falsas sonrisas, de poner cara buena a un día de mierda.
no me merezco esto, yo no.


Yo solía soñar, ahora tengo miedo a quedarme dormida

1 comentario:

A, la chica de las botas y los labios rojos dijo...

La soledad ayuda a conocerte y si alguien no es lo que buscas es mejor decir adiós y encontrar a alguien nuevo, nos empeñamos en que la amistad es algo eterno, pero no, muy pocos son los que duran a nuestro lado, el resto son personas de las que debemos aprender. O no; pero es mi humilde opinión.