Mi problema es que me encariño demasiado rápido, me acuerdo de quien hace tiempo que me ha olvidado y espero demasiado de gente que da poco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?