Lo que hace falta

El punto está en encontrar a la persona que jamás buscaste; que resulta incómoda de tan perfecta, que incluso cuando falla, acierta. 

Es ese encanto que se esconde detrás de pequeñas manías, de rupturas que se pegan y ya no te dejan ir. 
Es una respuesta sin pregunta, que jamás terminarás de entender. Es un instante eterno que dura muy poco, la sonrisa que te sale durante el enojo, el llanto que llega cuando se va. 
Es la necesidad de lo que no hace falta y sin embargo cuando no está te mata.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?