sábado, 6 de septiembre de 2014

Extraño, sin salida, complicado, para volverse loco, ¿quién sabe el nombre de todo esto? No sé, quizás la gracia es que nadie le podrá poner nombre jamás. Porque cuando alguien lo haga, todo este… “mundo”, perderá su especial encanto.

No hay comentarios: