¿Que por qué?




Porque aún sigo poniéndome nerviosa cuando me mira.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz