Decimos demasiados ‘te quiero’

Mi mejor amiga es muy fan de los “te quieros”, casi diría que es compulsivo. Al principio sólo se lo decía a sus más allegados, pero fue cayendo en una espiral en la que se lo dice a todo el mundo. Me llama 5 veces al día, me dice te quiero 10, va a la panadería y le dice te quiero al panadero. En el super las cajeras se sientes super incómodas felices cuando pasa ella. Se despide de todo el mundo al teléfono con uno (los de jazztel la llaman a la hora de la siesta para subirse la moral). Y yo, a día de hoy, sigo sin comprenderlo. Me incomoda mucho que personas casi desconocidas me digan eso, porque siento que desvalorizan restan valor a las palabras.

Lo peor es que este virus se extiende. Mis vecinas se dicen te quiero aunque no se soportan, les dicen te quiero a sus hijos y luego en casa, oigo como les gritan barbaridades. Mi facebook está lleno de gente que se dice te quiero cada cuarto de hora, y luego discuten cada 14 minutos. ¿Cómo puede pasar esto?




Mi teoría es que en una sociedad tan deshumanizada como la que tenemos ahora, necesitamos demostrar que apreciamos a los otros, quizás con palabras demasiado grandes, con demostraciones de afecto brutales que luego no se reflejan en nuestro comportamiento.

Yo no digo te quiero casi nunca. Mis padres no me lo dicen constantemente, y no hace falta. Yo sé que me quieren más que a nadie, y ellos saben que yo los quiero igual. No le digo te quiero a mi vecina del 4º, que me molesta a las 6 de la mañana con su cante jondo. No me sale, no puedo, aunque me lo diga a mí cuando nos despedimos. Un “te quiero” es muy grande, significa demasiado para mí. No puedo darle el mismo valor al panadero que a mis padres, mi novio o mi mejor amiga. No siento necesidad de demostrar con palabras vanas, si luego mis actos no las acompañan. Prefiero ayudar o estar ahí cuando se me necesita, a poner un “te quiero” en whatsapp y luego pasar de todo

Yo sé que ella siente esos “te quieros”, siente la necesidad de demostrar a las personas que las aprecia, es una persona magnífica y quiere hacer sentir mejor a los demás.
Sé que el mundo necesita más amor y menos odio, pero ¿no habría una forma mejor que compartir algo tan íntimo?


Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?