Piscis

Eres un signo de agua así que, cuidadito cuidadito, la “sensiblería” esa a la que están acostumbrados se vuelve cabrona cuando te encienden, cuando te fallan o cuando te hacen daño deliberadamente. A pesar de que quieres que tu mente se quede en ese mundo de color de rosa que tanto te gusta, cuando bajas a la realidad de vez en cuando y te das cuenta de la maldad de algunas personas, lo bueno que podías llegar a ser se convierte en algo terrible, de verdad. No hay miramientos, no hay perdones que valgan y no olvidarás de la noche a la mañana. No te enfadas por tonterías, aunque sí puedas irritarte y tener algún episodio colérico de vez en cuando. El día que no perdonas y no olvidas es porque se han pasado pero bien, te la han jugado de tal manera que tu mente, por mucho que quiera sacárselo de la cabeza no puede. No siempre te vengarás pero sí te acabarás riendo cuando la vida, el karma o lo que quiera que sea se encargue de ello, sabes que tarde o temprano lo hará. Sabes que tarde o temprano todo se paga.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?