Todavía no me explico el momento en el que mi vida se torció de tal manera que me separé de aquellas personas que creía que iban a ser para toda la vida y terminé junto a esa gente que nunca pensaría que dejaría huella en mi corazón. Pero el caso es que terminé a tu lado, con ellos, con ellas y me alegro. Porque esto es tan especial, tan extraño, que no quiero buscarle el porqué a nada de lo que esta pasando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?