Tú eliges. Al fin y al cabo la vida se basa en elecciones, ¿no? Y si te ilusionas por algo que no tiene futuro o decides no luchar por una persona con la que podrías ser feliz, date cuenta de que tú eres quien ha construido tu vida con cada una de tus decisiones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?