No sé en qué momento llegas a olvidar a una persona de forma total... cuando olvidas su cumpleaños, su película favorita, y todo eso que relacionamos casi sin querer con alguien en particular. No, definitivamente no podemos olvidar. Sólo negamos hechos. Desconectamos. No todo pasa como dicen, no todo pasa y se olvida. De alguna forma siempre quedan los restos

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?