sábado, 11 de diciembre de 2010

Todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable

No hay comentarios: