Se nos escapa de las manos y cuando las cosas empiezan a importar más de lo que deberían, entonces hacen daño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?