domingo, 30 de marzo de 2008

Bueno,fúmate el pitillo,tómate esa copa y vámonos, o si no, desnudemos nuestro pensamiento como cada noche nuestros cuerpos,y afrontemos la realidad.
Porque no somos nada más que eso,dos sombras que se unen por monotonía y rutina,y la verdad es que al principio todo nos hacia reír y el mundo no nos importaba nada, bebiamos el aire el uno del otro,no teníamos necesidad de hablar para comprendernos y es cierto que tú y yo eramos el fuego,y que juntos ibamos inventándolo todo,creando el mundo a partir de nosotros,de nuestros ojos,de nuestra palabra , el día y la noche nos pertenecian.
Tú adivinaste todos mis gustos,y yo sabía tus secretos y caprichos,conoces mi piel de memoria y yo la tuya,pero nuestro interior a quedad cerrado y oscuro como en silencio, nos encontramos ahora el uno al lado del otro,de la misma manera como si tomaramos un café o fumaramos un cigarrillo,somos dos marionetas haciendo todos los gestos que exige la comedia,agitando brazos y piernas,pero siempre en la oscuridad,y es una lástima, es una lástima que de tanto beso y de tanta caricia ,no nazca la luz ni esperanza de vida,y luego buenas noches amor y al dia siguiente buenos dias amor,la rutina como siempre...
De verdad ,así no podemos seguir, ¿pero estás llorando?
No,por favor,pero si yo no queria...
Si realmente nos hacia falta explotar de alguna forma..
Te juro que nunca esperé que esto pasara,ni que te pusieras así..
No llores,intenta reir...






Hoy toca sincerarse.
Y lo mas seguro ,que acabe.

No hay comentarios: