viernes, 30 de septiembre de 2011

Al próximo que me diga
"vale, pero no llores"
me lo cargo.

No hay comentarios: