miércoles, 28 de septiembre de 2011

Que la gente diga las cosas a la cara joder, que no sea rastera y mentirosa y que no desaparezcan de tu vida sin haber siquiera hablado sobre qué narices les pasa contigo.

Juro que es la última lágrima que derramo por ellos.

No hay comentarios: