Voy a reirme al pensar en lo mucho que me has decepcionado. Lo haré cuando recuerde todas las contradicciones que me van llenando los oídos y me tiñen de mierda tu recuerdo. Voy a reirme por fallar la única vez que tendrías que haber estado y lo haré tan fuerte que tendrás la sensación de no conocerme, esa sensación que tengo yo contigo y que me mata y que te mata dentro de mi vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?