jueves, 7 de junio de 2012

GAMEOVER.

+ ¿Que haces aqui?. - Estaba esperandote... + ¿Esperandome?, ¿para qué?. - Necesito hablar contigo... + ¿Acaso tenemos algo de que hablar? - Sí, de lo "nuestro", de lo que formamos, de lo que sigue habiendo... + No te confundas, ya no hay nada... pero esta bien habla. - Yo creo que si sigue habiendo algo, que me quieres tanto como yo te quiero a tí, y que todavía "algo" me sigues necesitando, recuerda que nuestro amor será leyenda, y esa leyenda no quiero que se rompa. + Te encargaste tú de que se rompiese. - Ya, y lo siento... jamás quise hacer las cosas así. + Ya es tarde, la leyenda se rompió, los sentimientos se marcharon, y los recuerdos se borraron, no hay nada que rescatar... - Sigo pensando que sí, tengo que rescatarte a tí, princesa. + A esta princesa, la perdiste para siempre... - No digas eso, sabes que no es así. + No miento, es así... asique porfavor, marchate por donde viniste, y no vuelvas aparecerte jamás en mi camino. No esperes nada, cuando no has dado tu nada, no pretendas luchar por algo que ya esta bastante muerto, ¿para que?, sería perder el tiempo... y tú nunca lo hiciste. ¿Sabes?, nada ha sido fácil en este tiempo, pero ahora las cosas ya han cambiado, ahora todo esta mejor, heridas curadas, capitulos borrados, y aquellas sonrisas que se marcharon, vinieron de vuelta... porque aunque no lo creas, la frase "quien te quiere no te hace daño", es cierta, y no vale la excusa de "fue sin querer", las cosas nunca se hacen sin querer, y mucho menos cuando se es consciente de lo que hay por medio... tú todo lo hiciste "queriendo", por el motivo que sea, ya es igual, y ahora toca que ese "queriendo" se vuelva en contra de tí, asique ve preparando tu armadura, que la guerra comenzará antes de que te des media vuelta.

No hay comentarios: