Soy la bala perdida, la ultima salida, la mala pasada. Soy el mal ejemplo, la respuesta incorrecta a aquel problema con ecuaciones. La última de la fila, la que se tiñe de rubio, a la que quieres conocer. Soy la mala costumbre, el madrugar de los domingos, el humo de tus pulmones. La mala combinación, la puerta errónea, la mala suerte. Soy la palabra que no se puede decir, la excusa fácil, la direccion prohibida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?