Y llega un momento en que las palabras no tienen sentido y lo único que puedes escuchar es tú corazón latir es difícil hablar pero lo que siente se siente y punto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?