Sin mas,

Mis zapatillas de casa llevan conmigo más de seis años. Me compré una talla grande porque pensaba usarlas durante muchísimo tiempo, me compré las zapatillas más caras porque sabía que si eran del montón no aguantarían.
Los zapatos son como las personas. Basta con mirarlos de cerca durante un buen rato para saber cuánto podrán aguantar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?