De verdad que ya no me espero nada de nadie.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz