viernes, 16 de diciembre de 2011

De verdad que ya no me espero nada de nadie.

No hay comentarios: