domingo, 16 de noviembre de 2008

Dicen.

Dices que vendrás a buscarme.
Dices que los sueños pueden llegar a salir de mi cama.
La primera lágrima empieza a caer.
Inundando los miedos entre estas cuatro paredes.
Dicen que tiempo al tiempo.
Pero hoy no me cuadra el mundo.
Intento moldear cada instante de mi vida.
Un verso nuevo en soledad
Un verso nuevo y nada más
Lejos, muy lejos de aquí es donde tengo que estar
Aquí empezó mi principio pero ha de continuar.
Pero todo se hace enorme y yo me vuelvo aún más pequeñita.
Dices que no existe un “adiós”
Dices que mejor un “Hasta luego”
Pero necesito decir adiós.
Necesito encontrarme.
Porque me perdí por algún lugar al que jamás me adapte.
Y me siento aquí y me miro y me olvido de mi
Quiero curarme las heridas y salir de las mentiras.
Dicen que el tiempo cura …
Pero yo no quiero esperar más.
Llévate las margaritas.
Pero déjame hacer una primavera.
Llévate mi nariz de payaso.
Pero déjame seguir siendo una payasa.
Dicen, dices, dicen, dices, dicen, dices
¿Qué más da lo que digan?
Que se pare el mundo que yo no quiero esperar más.
Yo me bajo aquí.
No pienso esperar más.
Ahora quiero intentar ser yo, hacer por mi …
Si señores, yo me quedo aquí.
Sin maleta.
Solo con las ganas de largarme.
Un cuarto sin ventanas.
Una canción que me recuerda a ti.
Una colección de sonrisas.
Me voy.

No hay comentarios: