Deberíamos empezar a aprender lo que de verdad importa y lo que no.
Me gusta la gente que va dejando mensajes a los demás animándoles a que empiecen a vivir de verdad. Algo que debió aprender a base de golpes y de chocarse un día contra el espejo y ver que no se reconocía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?