Me aburre la normalidad y tengo una vida totalmente normal. Será por eso que, a veces, tengo necesidad de estropearlo todo. Para volverlo a hacer de nuevo, ni mejor ni peor, diferente. Hoy es uno de esos días. Las consecuencias, próximamente.


Tengo el día tonto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?