No todo es lo que parece..

Es impresionante como una sola persona puede destrozarte por dentro. Ojalá supiésemos como parar a tiempo cuando hablamos de amor, ojalá no doliera tanto.
No acabo de entender como alguien puede destrozar una vida tan rápido, en cuestión de segundos uno puede romper todo lo que dos personas han ido creando durante años.
Anoche estuve viendo en la televisión a Nuria Bermúdez. A una Nuria Bermúdez que no conozco, anoche había dejado de ser esa veinteañera que usa su cuerpo lo mejor que sabe para salir en la caja tonta y ganar un poco de dinero, había dejado de ser una chica fácil para ser una mujer que llora por amor, una mujer que duda de si el padre de su hijo le ha querido alguna vez, tan solo una vez durante dos años de relación.
Sus lágrimas podrían haber sido falsas, sus palabras podrían haber vuelto a ser una simple tapadera para hacerse con más dinero. Pero su físico mostraba una realidad muy distinta a la que nos tiene acostumbrados. Estaba desgarrada. Por dentro y por fuera. Está enferma de amor, no está delgada por haber compartido algo más que palabras con la anorexia nerviosa, está delgada porque él ha decidido continuar con su vida sin ella.
Anoche Nuria lloraba y decía no entender cómo había podido pasar, afirmaba no entender qué había pasado y porqué. Decía que ya no necesitaba explicaciones, que ya era tarde y que lo único que quería es que él cumpliera con la parte paterna que le corresponde. Nunca sabremos como acabó la relación realmente, y sinceramente no nos interesa. A veces en la vida las explicaciones están de más. Los "no te quiero" nunca llegan a tiempo y cuando algo en lo que has puesto parte de tu vida se destruye así, sin más, cualquier explicación sobra.
No sé qué estará haciendo Nuria Bermúdez en estos momentos, quizá se esté metiendo los dedos después de haberse pegado un atracón, o quizá haya comprendido que las lágrimas y la extrema delgadez que presentaba anoche sólo le harán la vida más y más difícil.
A mí nunca me han gustado los programas de corazón porque considero que ya tengo bastante con mi vida como para preocuparme por la de personas a las que ni siquiera conozco y que no me aportan absolutamente nada. Pero necesitaba escupir algunas cosas y esta historia me ha ayudado a soltarlo, necesitaba explicar que las putas también lloran, que a las putas también les duele el amor y que a todos nos van a hacer daño, sino, al tiempo

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?