Cuando río, río. Cuando lloro, lloro. Cuando me enfado, me enfado. Y cuando me enamoro, me enamoro.
El otro día me dijeron que me tomo la vida demasiado personal. Pues bien. Si no me la tomase de forma personal, esta vida que me ha tocado vivir podría estar siendo de cualquier otra persona, así que prefiero tomarme las cosas en serio y decidir que soy yo la protagonista incluso de las cosas que pasan de lado y aún así me afectan.
El otro día también me di cuenta de que nadie va a venir a salvarme el culo de nada. Si de algo carecemos es de super héroes que son contratados para ir salvando a la gente de sus contratiempos diarios. Así que al menos me creo por un rato que él ha venido a salvarme de todo el mal mundial y que entre sus brazos nada ni nadie va a poder hacerme daño. Puede parecer una exageración, pero yo vivo así mi vida.
Sé que en el fondo es de tontos tomarse las cosas en serio. Porque la seriedad acaba pudiendo con lo banal de relajarse pensando que quizás “nada es para tanto” y entonces ahí es cuando yo fallo. Después, creer que vuelas cuando él te besa es sólo para las películas, porque, en el fondo, cuando aterrizas vuelves al mundo real y te das cuenta de que no puedes besarle siempre que te apetezca. No puedes volar siempre que se te antoje.
Entonces, después de todo, prefiero tomarme las cosas en serio y prefiero sentir que vuelo y que cada noche antes de dormirme puedo recordar el beso de hace unas horas y sentir que vuelo de nuevo. Todo es cuestión de las ganas que le pongas. Obviamente no puedo disfrutar de él siempre que quiero. Obviamente exagero cada vez que siento que la cosa va conmigo si pronuncian mi nombre, para bien o para mal. Y obviamente no soy la amiga perfecta, la hija perfecta, la novia perfecta, la hermana perfecta o la estudiante perfecta. Pero intento querer y que me quieran. Y con eso me basta para saber que lo absoluto en realidad de tomarse la vida en serio es sentir que te quieren, y saberlo a ciencia cierta no tiene precio. Porque eres la protagonista en la vida de muchas personas. Y eso no es de película
.

Comentarios

TRANSVERSAL ha dicho que…
Muy pocas personas dan la vida por las otras. Creo que el progreso, la evolución y el desarrollo han mejorado la calidad de la vida de la sociedad en detrimento de la pérdida de valores humanos que antes florecían desde el comienzo de nuestras vidas.

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?