Le tenía miedo a los domingos. ahora le tengo miedo a algunos días màs.
echo de menos los baños de dos horas con velas, hundirme bajo el agua, arrugarme y quedarme como una pasita de carne.
estoy ansiosa por un helado de 2 kilos de tarta de queso.
un bichito peludo que duerma a los pies de mi cama...

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?