No basta con que las cosas sean ciertas, a veces hay que echarle un poco de valor. Me merece la pena, todo esto me merece la pena, todo este tiempo me ha merecido la pena, y sí, estoy jodida. Pero ahora mismo me da igual.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?