Una vez me contaron algo así como que si mientes a un amigo pasa lo mismo que si clavas un clavo en la pared. Que puedes quitarlo si te esfuerzas, pero el agujero quedará ahí para siempre.

Comentarios

Marina Miau ha dicho que…
qué gran verdad.

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?