La pereza que siento no es de empezar, sino de seguir engañándome, de disfrazar la vida con el pretexto iluso de que algo diferente va a empezar..


se me ha vuelto a escapar el alma por la puerta.



Y caer mil veces más, y levantarse de nuevo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?