Que inutil repartio los derechos?

Somos demasiados para un planeta tan pequeño, tan escaso de recursos, tan cerrado de mente y tan acabado. Aparte de la comida y las rebajas, el ser humano ha inventado una poción casi mágica ante la parte "mala" de la vida: las adicciones. Era de esperar que jamás nos pusiéramos de acuerdo con la legalización de las drogas, por ejemplo. Yo me posiciono a favor, desde luego. ¿Dónde quedó todo ese rollo de la libertad de expresión y la autoridad de cada ser humano sobre sí mismo? A la basura. Si quiero fumar, fumo. Si quiero beber, bebo. Si quiero meterme coca por la nariz cada mañana hasta ver a la Virgen María en el salón de casa, lo voy a hacer. Esté prohibido o no. Es una forma de vida, y es completamente lícita. No estoy a favor de que la gente se droge. Estoy a favor de que la gente haga lo que le de la gana siempre que no moleste al de al lado. Me revienta que nos aten de pies y manos cada vez que decidimos pisar la linea, ¿quién puso las normas? ¿Cuándo? ¿Y quién repartió tantos derechos a esa panda de descerebrados que tardaron dos segundos en tirar nuestra libertad a la basura? ¿Dónde aprendieron a diferenciar de una forma tan nefasta lo que está bien de lo que está mal? Sé quienes mandan en el mundo, pero no sé por qué. Nunca nadie me ha contado porqué en el siglo XXI unas personas con un coeficiente intelectual igual o inferior a la media de la población deciden si los matrimonios gays pueden adoptar o si con dieciséis años una chica, que legalmente ni siquiera puede comprar alcohol, se encuentra capacitada para elegir continuar con un embarazo o cortarlo de raíz. Y creo que jamás nadie va a explicárnoslo, porque ni siquiera los que están arriba, con la varita mágica jugando con nuestro futuro, privatizando o no la educación dependiendo de con qué pie se levantan por la mañana y experimentando con nosotros como les viene en gana, lo saben. Hay muchas cosas que se nos escapan. Cosas que jamás nadie va a explicar. Y me revienta. Porque nadie es nadie en este país de mierda. Es evidente que no estoy a favor del terrorismo, pero ya que apuntan, que lo hagan bien.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?