tengo un dinosaurio que solo come nocilla. nocilla para desayunar, nocilla para almorzar, nocilla para merendar y nocilla para cenar. y a veces pienso, ¡qué suerte tiene!, si yo hiciera lo mismo, ya me hubiera dado un coma diabético.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz