Como cuando quieres a alguien que no te quiere. O sí te quiere, pero no lo suficiente. Como cuando sabes que no funcionara, desde el primer minuto. Como cuando sabes que el amor no siempre es suficiente. Como cuando sabes que esas ganas locas no se van a esfumar nunca del todo. Como cuando sabes que el amor duele, porque siempre acaba doliendo. Como cuando sabes que esas miradas, esa chispa, esa magia siempre será la excepción, nunca la norma. Como cuando sabes todo eso y aún así....aún así.

Comentarios

Marina ha dicho que…
me siento tan reflejada en todas y cada una de tus palabras.

El amor duele, y mucho.

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?