martes, 22 de junio de 2010

Solo tengo un saco roto de sueños, un alma en vela y un corazón indispuesto, alérgico a los desencuentros..

No hay comentarios: