Hoy no tengo mi día,
pero es verdad que nunca lo he tenido,
como no han sido míos los minutos y horas
que consumo como si fuera un fumador empedernido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?